Dinámica, entretenida, vibrante y festejada se presenta la nueva entrega del Mockers Day | GR76


La sala bilbaína Santana 27 acogerá este sábado 14 de enero en su espacio central, o sea, la cómoda Fever, una nueva velada del Mockers Day, certamen ideado y organizado habitualmente durante las fechas navideñas por los amigos de HeyHeyMyMy. Evidentemente, este año no se dará esa circunstancia, pero se celebrará. Al fin y al cabo, lo principal. Tres incipientes bandas del entorno subirán al escenario en esta nueva tentativa. A saber, Pleasure James & The Unsatisfied Minds, The Hornies y Micky & The Buzz, sumándose así a gente variopinta de la escena vasca como The Cherry Boppers, Help Me Devil, Dead Bronco, Lie Detectors o Moonshine Wagon (por citar algunos) u otras formaciones del circuito peninsular de la talla de los gallegos Novedades Carminha o los cántabros Los DelTonos que tienen registradas en su historial.

Visto desde distintos puntos de vista, en esta ocasión el denominador común es el rock & roll. Tampoco vamos a decir que nunca lo fuera, pero en este caso la orientación de las tres formaciones es tan evidente como incuestionable. Pleasure James & The Unsatisfied Minds es uno de tantos proyectos del avispado Jaime Guerra, un tipo con gran variedad de semblantes bajo una sola expresión: el rock & roll. Y este año ha(n) estrenado, y con muy buenas valoraciones entre la gente del sector y público en general, “The Getaway”, un excelente ejemplo de la sustancia que corre por sus venas. Los getxotarras The Hornies, o más bien sus integrantes, son grandes conocidos del ambiente local, pues provienen de bandas como Los Brazos, Still River, Garbayo, Bringas o Los Fastuosos de la Ribera, dirigiendo su rollo hacia una corriente más soulera, pero no por ello limitan su fórmula. Grandes dinamizadores.

No le va a la zaga, Micky & The Buzz, tal vez el nombre más internacional (han actuado en varios festivales europeos) de la terna. Un revitalista quinteto de rock & roll, jump blues o punkbilly cuya vocalista es una mujer que se desvive en cada actuación. Un torbellino. Casi tanto como su guitarrista, su saxofonista, su baterista, o su contrabajista, gente que al igual que sus partenaires de velada tiene extensos currículums y contrastada experiencia. Forman un conjunto imbatible en las distancias cortas, un conjunto que arremete con reminiscencias de los cincuenta, rabiosos chispazos más contemporáneos o ácidas incandescencias que provocan bailes, algún que otro pogo en las primeras filas y el unánime aplauso del personal. Entradas disponibles en la página web de Santana 27. No lo pienses demasiado.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s