Apasionantes Hendrik Röver y Los Míticos GTs en Baserri Antzokia | GR76


Viernes 18 de junio de 2021 en Baserri Antzokia, Derio

Rojo pasión. Pasión por el blues. Pasión por el rock. De esta guisa acabó ayer el concierto de Hendrix Röver y Los Míticos GTs en el Baserri Antzokia de Derio, con los oficiantes blandiendo sus instrumentos al aire y los enfervorizados asistentes ovacionando erguidos frente a sus asientos, cumpliendo unas normas que en breve van a quedar para el anecdotario. Todos alegres y contentos. Como dijimos en la previa, una tormenta procedente de Cantabria amenazaba descargar a media tarde en el corazón del Txorierri… y descargó, vaya si lo hizo, pero por partida doble. La musical, la conocemos, y a su encuentro íbamos como buscadores de tornados de Oklahoma, sin embargo con meteorológica no contábamos, al menos con esa intensidad que nos obligara a agudizar los sentidos en un viaje de vuelta a casa complicado por los estrepitosos relámpagos, la lluvia torrencial, el resbaladizo asfalto… Tal vez fuera el día preciso para que coincidieran las dos tempestades. Tal vez era el día propicio para embelesar al personal con un buen arsenal de canciones que cobran vida propia en el tête à tête y se archivan en un rinconcito cercano al corazón.

Las canciones del doctor Röver, ya sean con unos, con otros o en solitario, y después de tres décadas en la carretera, tienen el carácter necesario como para que sintamos cierto aprecio por ellas. Sus funciones, tres cuartos de lo mismo, y ayer nos sorprendió una vez más pese a contar unas cuantas en nuestro historial particular. Evidentemente la actuación se centró en su último trabajo (“¡¡Vamos a Morir!!”), y eso se pudo comprobar desde la presentación. Desde la impulsiva salva “Un Dos Tres”, seguida del pluscuamperfecto “B.L.U.E.S.” y el no menos extraordinario “Luego” que cedió el testigo a una atronadora (vaya, seguimos con la cuestión climatológica) adaptación de “Don’t Keep Me Wondering” de los Allman Brothers… “Hmm Hmm Hmm”… Estábamos disfrutando. Estábamos sudando aunque mantuviéramos el tipo quietecitos en nuestros puestos de vigilancia y quizás sea porque estamos perdiendo la costumbre, o vaya usted a saber si es por las ganas de levantarnos y seguir los conciertos desde las apretadas primeras filas, pero notábamos en el bueno de Hendrik una chispa diferente a la que recordábamos. Una vez finalizada la actuación, entre comentarios, chanzas, cambios de impresión etc., coincidimos en esa observación y personalmente resaltaría las aproximaciones psicodélicas de “Memphis In The Meantime” (John Hiatt), que no son precisamente su característica principal, pero vaya, una opinión, sin más. Como afirmara el caballero un concierto con Los Míticos GTs no se podría catalogar como tal si no interpretaran “Can’t Be Satisfied” de Muddy Waters que les quedara fetén y de ese mismo (compartido con fatal) tiraron de “Rodar”. Goyo Chiquito (la G) y Toño López Baños (la T), un cohesionado tándem “Cien por Cien” que, al igual que Hendrik, evidenciaron estar en un excelente estado de forma en otra magnífica sesión de variaciones, combinaciones y permutaciones derivadas de los diabólicos doce compases. Y para diabólico, el final entre saturado y deslumbrante rojo carmesí que nos introdujo en una delirante espiral afirmando eso de “Loco de Atar”. Locos estamos, sí. Pero por el rock, por el blues, por retomar el camino de la pasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s