minientrada Schizophrenic Spacers, la larga espera mereció la pena. GR76


La Estufa, Arrabal de Portillo (Valladoloid), sábado 21 de septiembre de 2019

Desde el primer momento que en la página de Smalltown se publicó el evento de Schizophrenic Spacers, en GR76 éramos conscientes de que era una cita imprescindible. Había que estar sí o sí. Unas veces por circunstancias laborales y otras por la dificultad de ver a los muchachos por la zona de Castilla y León, teníamos pendiente esta cita; escrito estaba en la barra de hielo y con mayúsculas. Demasiados años han sido, pero la espera ha merecido con creces saldando una deuda con una banda que atesora perseverancia y talento a partes iguales a través de su largo recorrido ya por multitud de salas, y que se ha construido una gran reputación en el rock&roll underground. A última hora nos informan del retraso y nuevo horario, 22:30, y nos disponemos a poner rumbo a Portillo, un auténtico reducto musical aquí en tierra de Pinares. Que sería de éste que escribe sin todos estos proyectos del Sr. Alexander. Recién llegados coincidimos en la entrada con los protagonistas de la noche al completo, y después del pertinente saludo y unos minutos de charla musiquera, sobre las 22:45 comienza el show con poca gente de principio. Al final nos fuimos a sesenta fieles, suficiente afluencia estando los presentes con ganas de rockear. Abundante merchandaising  colocado con mimo además, varios formatos y varios precios, camisetas, jarras, todo a gusto del consumidor, lo cual es de agradecer. Al final corrieron los vinilos, es lo suyo, en eso consiste también el apoyo a las bandas.

Venían a presentar su último trabajo “Now”, del cual había muy buenas referencias y era el momento de refrendarlo en directo. Primeros compases y gritan a los cuatro vientos “Rock And Roll Is Dead”, pero, qué va hermanos. ¡Está más vivo que nunca! Como se encargaron de demostrar durante toda la noche. Intensidad, contundencia, y una puesta en escena con un espíritu muy setentero, como comentábamos con un gran asiduo durante la noche. Destacar en esa faceta al gran Sergio Martos, él es gran culpable de esa sintonía de años atrás por su forma de moverse, por su vestimenta, y por esa forma de mutar su voz, rasgada, contundente, melódica. Todo un máster el que nos ofreció de lo que debe ser un frontman, dominando como pocos el escenario. Abren la noche con “Desirable Citizen”, dejando muy claro sus ganas y contagiando desde el primer momento a los allí presentes y uno de sus nuevos temas, “Dealin’ With Idiots”, es toda una declaración de intenciones sonando rotunda cuando aquello se empezaba a calentar y de qué manera. Momento para otro de sus novedosos temas, “For God’s Sake”, un riff adictivo a cargo de Alberto Belmonte mientras Sergio seguía desgañitándose y la noche se estaba convirtiendo en una olla a presión. El sudor aparecía en varios rostros de la primera fila y los Spacers estaban dinamitando La Estufa.

Pequeño respiro con el turno para “Petty Desire”, melódica y pegadiza a partes iguales, descubriendo los enormes registros a la voces del Sr. Martos. Turno ahora para la brutal “Detroit”, que la hubiese disfrutado y de qué manera el gran Lemmy guiándonos a los mismísimos infiernos. Hubo varios guiños en forma de covers a U2, L. Kravitz, MC5 y cómo no los Who, y nos trasportaron por grandes momentos del rock, nunca mejor dicho, porque nos pasaron por encima como un tren de mercancías. El face to face de los chicos fue la demostración de su poderío y confirmó todos los pronósticos. Me gustaría destacar a Alberto Belmonte a la guitarra solista y a la guitarra rítmica, era uno solo pero parecían dos amigos, acompañando, tirando de preciosos adornos, de riffs lapidarios y demostrando muchísimo  feeling en los solos. Vaya noche la suya. Esa Gibson Les Paul será difícil de olvidar. Y cómo no ser justos con la gran base rítmica schizophrenica, tanto Jesús Tejada a los parches como Manuel Fernández al bajo, prendieron la mecha necesaria y llevaron en volandas a sus compañeros. En definitiva, una noche que se recordará durante mucho tiempo. ‘Si ya te lo dije…’ ‘Estabais avisados…’ se oyó a más de uno. Estupor y disfrute pleno de un público que no paró de corear y bailar cada uno de los temas que sonaron. Esperamos tenerles de regreso nuevamente en no mucho tiempo. ¿Smalltown 2020 quizás?

Pedro Miguel

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s