Tim Easton persiste en su afán con el recientemente publicado “You Don’t Really Know Me” | GR76


Uno de esos artesanos que dignifica la profesión con sus picardías, sus misivas, sus fotografías o sus pinturas, está de vuelta: Tim Easton, quien publicara el pasado viernes 27 de agosto “You Don’t Really Know Me” (Black Mesa Records), último ejemplar que de alguna manera completa su primer decálogo de discos en solitario. Desde las postrimerías del siglo veinte, este residente en Nashville nacido en New York, crecido en Ohio, enamorado de Alaska y trotamundos incansable, se ha afanado en crear historias que tuvieran tanta importancia en el aspecto musical como en su énfasis verbal, salvaguardando así el término cantautor. Después de un año complicado para todo el planeta por todo cuanto sabemos, lo más factible habría sido, ya que la escasez de conciertos procedió inmisericorde y el tiempo dedicado a la escritura fue abundante, que el argumento del nuevo reto girara en torno al monotema. Si a esa perversa circunstancia añadimos otra serie condicionantes de tipo personal, puede que hallemos la respuesta a la reveladora aseveración “You Don’t Really Know Me”.

Paradojas de la vida, parábolas de nuestra conducta y nuestro desarrollo que no dejan de ser un continuo sube-baja como queda reflejado en la espiritual “Anchor”, en la alentadora “Peace Of Mind”, en la lírica “Voices On The Radio”, en la revisión de “Festival Song” o en cualquiera de las piezas que conforman este reflexivo puzle que a buen seguro entrará en bastantes hogares. Con su inseparable compañera, la ajada Gibson J-45 que responde al nombre de Paco y a la que dedicara “Paco & The Melodic Polaroids” (2018), el señor Easton mantiene su característico equilibrio entre la acústica y la electricidad, los designios de la ruta americana y las metamorfosis del universal rock que le han caracterizado en grabaciones como “Special 20” (1999), “Ammunition” (2006), “Not Cool” (2013), “American Fork” (2016) y le han proporcionado un estimable número de incondicionales. En esta ocasión le acompañan músicos conocidos del circuito de Nashville como Tommy Scifres, Nikki Barber o Robin Eaton, y el resultado es un disco válido para, al contrario de lo que su enunciado insinúa, conocer realmente a Tim Easton.    

“You Don’t Really Know Me”
©2021 Black Mesa Records

01.You Don’t Really Know Me
02.Real Revolution
03.Speed Limit
04.Peace Of Mind
05.Voice On The Radio
06.Running Down Your Soul
07.Son My Son
08.Anchor
09.Festival Song
10.River Where Time Was Born

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s