Schizophrenic Spacers: “Just For Fun… Again” | GR76


Pues sí, otra vez, “Just For Fun… Again”. Si la anterior entrega con un año de vigencia parecía ser una dádiva para la diversión (no hablamos del ahora, sino del preámbulo), podríamos decir que en esta ocasión contamos con una bola extra o el segundo capítulo de una historia con la posibilidad de crecer. Por otra parte, es un buen aliciente más para escribir algunas estrofas o desafiar a los ángeles y las estrellas con sinceras muestras de consideración, que en definitiva es la sustancia de esta vida de la farándula y del rock. En una época aciaga y apática los inquietos Spacers han decidido exprimir las infinitas horas que hemos debido soportar en estado de obligada hibernación sacando de la chistera (bueno, en realidad se lo han currado un huevo, para qué nos vamos a engañar), un par de lanzamientos en este espacio de tiempo, si bien el que nos ocupa es un trabajo en forma de EP a estrenar en el Record Store Day, otro acontecimiento más que debió ser postergado por mor de eso que ya sabemos aunque no controlemos su magnitud. Eso es así, ha sido así y hemos dedicado demasiadas líneas al asunto, hemos ocupado excesivos minutos intentando solucionar algo que apenas controlamos, posiblemente nos hayamos metido en charcos donde no debíamos entrar, y seguramente con ello habremos conseguido compilar cantidad de antipatías. Y como hemos tropezado de nuevo sin calcular el déficit de nuestra propia arrogancia, pues así nos luce el pelo. Pero no se me amontonen ustedes, que no dedicaremos un segundo más al pasado reciente. Hablemos del futuro inmediato, y soñemos, por qué no.

Soñemos junto o gracias a los Schizophrenic Spacers, unos experimentados tipos con una serie importante de epístolas en su curriculum que, como ya hemos dicho, han aprovechado este trimestre en aumentar. Las actuaciones llegarán en su momento, y para cuando ese momento llegue el sudor que desprende “Keep On Knocking” estará asegurado, pues una de las características de estos tipos cuando enchufan los amplis y el amigo Sergio comienza con su ritual habitual de exclamaciones y movimientos espasmódicos, es el la sensación de sofocante temperatura. Fue precisamente ayer cuando se pudo celebrar esa fiesta para los amantes y coleccionistas de discos en sus diferentes formatos y los también fetichistas de objetos cuasi exclusivos, cuanto los cuatro esquizofrénicos presentaron las cuatro canciones que componen el extended play. Cuatro razones. Cuatro reflexiones. Cuatro inspiraciones, si bien dos de ellas son formales tributos a algunas de sus múltiples y variadas influencias como los yankis Death con la ya mencionada o Van Halen con la emotiva “In A Simple Rhyme”, dos ejemplos de la implicación de estos barceloneses con sus discípulos y sus maestros. Se mueven por todas las esferas, y te espetan en los morros severos escarmientos como te engatusan con románticas cartas de amor, manejan con soltura y socarronería el lenguaje corporal y las grabaciones absorben la energía que más tarde despliegan en sus oficios. Las dos píldoras propias son la salva y el adiós, que guardan cierta relación a sus compañeras (para el que suscribe) por cuanto su tratamiento es vicioso y enérgico por parte de “One Man’s Bible Is Another Man’s Hell”, mientras la despedida “How Dare You Lie” guarda en su interior evidentes principios de equilibrio y conocimiento de las preguntas, las respuestas, los enigmas o las soluciones. Las puertas de la percepción solamente para la diversión… una vez más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s