minientrada El inspirador rock and soul de Mike Farris & The Fortunate Few. GR76


Kafe Antzokia, Bilbao, 12 de octubre de 2018

Hay tipos que cargan con una mochila llena de anécdotas, remordimientos, satisfacciones, esperanzas y contentos poco necesitados de lecciones, porque tienen muy bien aprendida la lección de la vida y posiblemente estén en una situación personal y profesional suficientemente completa como para tener que dar explicaciones. Hay tipos que llegan al corazón con sus melodías y plegarias y orgullosos pasean con su guitarra y sus canciones intentando con ello hacer más llevadera esta empresa. Hay tipos de personajes y tipos personales. Pues desde hace bastante tiempo unos de esos tipos que ocupa uno de los rincones privilegiados de nuestro altar particular es Mr. Mike Farris. Seguido, perseguido, admirado, respetado. Un hombre sencillo que anoche volvió a ofrecer un recital en toda regla en un Kafe Antzokia henchido que si no logró el aforo completo a punto estuvo de colgar el cartel. Había ganas, había expectación, y probablemente cierta curiosidad por ver de nuevo a un caballero que en sus últimas apariciones por el botxo e inmediaciones estuvo acompañado por Roseland Rhythm Revue o por un selecto grupo de músicos locales. En esta ocasión lo hacía con The Fortunate Few, trío de guitarra, bajo y batería. Estos dos últimos puestos perfectamente cubiertos por Justin Ferwerda y Jordan Hymon respectivamente más el refuerzo a última hora de Phil Shouse debido a la paternidad de Bart Walker. Desde los minutos iniciales la asistencia se encaramaba a los puestos de vanguardia, especulaba sobre lo que podría ocurrir en unos minutos y… Kaixo Bilbao!! “When Mavis Sings” es la composición perfecta para comenzar el concierto, para solicitar los coros de la audiencia, para taconear el suelo al ritmo de la canción y conseguir un aplauso que sería tónica general de la velada.

Podríamos decir que hubo un momento especial. Mejor dicho, fueron dos. O quizás tres. Ahora que lo pienso, fueron cuatro, o no. Definitivamente fueron cinco. No desestimemos un sexto, o un séptimo… Maravilloso. Extraordinario. Celestial. Una ceremonia donde parte de las epístolas elegidas son compendios sobre el ser humano y sus búsquedas, sus necesidades, sus querellas y sus fundamentos nunca puede ser una mala representación, y además tuvimos la inmensa fortuna de ser obsequiados por primera vez en este tour de una excitante “Father Speaks” en el tramo final, pero no podemos, no debemos, y no podremos olvidar nunca que tras dieciséis años esperando, rezando y hasta implorando por que llegara ese instante… Admito que las lágrimas recorrieron mis mejillas y un fuerte escalofrío recorrió mi cuerpo cuando llegó el momento de “Folsom Prison Blues”, más que una adaptación una estructura que nos tenía abstraídos desde que editara “Goodnight Sun”, y donde el hercúleo trabajo de Jordan Hymon cobró protagonismo, similar al que tuvo durante toda la función la brillante y ajada Vintage Strato del señor Shouse. Disciplinado, ardiente, envolvente, lúcido y sorprendente en cada una de sus acciones, ya fuera llevando el ritmo o con sus espaciosos solos. Ya avanzada la actuación participamos al unísono de su pequeño y sentido homenaje a Petty vía “Swingin” (de “Echo”, uno de sus discos favoritos del rubio), la homérica “Room At The Top” o la masivamente bailada “American Girl”, mientras previamente contemplamos la belleza de “Homeless Child” (Ben Harper), redescubrimos las profundas huellas de “Magnolia”, divisamos los amplios horizontes del soul con “Are You Lonely For Me Baby” una de las revisiones de “Silver & Stone”, volvimos la vista atrás con la contagiosa “Boogie King” y fuimos despedidos de manera excepcional con un himno como “Hello From Venus”. Curioso final. Hola para decir adiós. Quién sabe, igual era un simple hasta luego. Hay tipos que no necesitan que le lean la cartilla, y uno de ellos es Mr. Mike Farris.

Rafa Robledo

Imágenes del concierto de Mike Farris & The Fortunate Few.

Posted by GRAVELROAD76 on Saturday, October 13, 2018

 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Un concierto de un grande como Farris con tantas versiones no es muy normal. En Madrid Farris es un tipo tan querido que nos dolió bastante. Hay que decir las cosas como son aunque vengan de un ser adorado justamente. Pero seguro que en Bilbao estuvo mejor que en Madrid. No hay duda.

  2. Bueno, todo cuestión de expectativas, opiniones y sensaciones. El señor Farris siempre ha llevado a sus giras y shows un largo catálogo de covers, pero en este aspecto nosotros borraríamos de esa lista las que le pertenecen aunque estuvieran grabadas por los Cheetah.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s