minientrada Sonic Blast 2016 (Moledo): La psicodelia y los sonidos 70s reinaron el primer día de festival. GR76.


13071924_1236633453025278_7187321281508583905_oUn año más nos dirigimos a  Moledo (Portugal) con la ilusión que nos hace siempre cruzar el Río Miño y vivir una de esas experiencias que solamente se pueden entender cuando uno asiste en persona al Sonic Blast.

No estamos ante un festival al uso, esto es más bien como una celebración familiar, donde toda una comunidad de vecinos arropan entre sus brazos al foráneo que se deja atraer tanto por la suculenta oferta musical como  gastronómica. En mi retina sigue la imagen de ese gorrino dando vueltas sobre un manto de brasas y en mis papilas gustativas el sabor de esas hamburguesas caseras, mientras que en mi cabeza siguen sonando algunas de las canciones de esas dos jornadas musicales.

El viernes 12 nada más llegar nos dimos cuenta de la gran afluencia de público. La meteorología en esta ocasión acompañaba, al contrario que en 2015, y nada más entrar en la zona de la piscina (segundo escenario) te encontrabas con un recinto lleno hasta los topes. Nosotros pudimos disfrutar del último bolo de la jornada en esta zona, el cual estaban llevando a cabo los portugueses Correia, una banda de reciente creación pero cuyos músicos tienen un amplio bagaje sobre sus espaldas. Hablar de los hermanos Correia es hacerlo de unos de los músicos más activos del panorama portugués, donde por cierto tienen distintas bandas de índole diversa, desde el country, al blues, y por supuesto el Stoner como es en este caso.

13912363_1114354635298209_1078523420601742191_nCorreia nos dieron una buena dosis de rock oscuro, stoner, algo de psicodelia  y momentos blues donde las dos guitarras de los hermanos Correia jugaban entre sí, mientras una pausada marcha fúnebre los acompañaba. hasta el momento álgido de la canción donde los cuatro músicos aunaban sus fuerzas para darnos una buena dosis de distorsión, alargando los temas hasta la saciedad como en el caso de esa fantástica “Deliver us”, “Deceivers of the Sun” o “Stepfather” donde el juego con los teclados nos recordaba por momentos a Faith No More, incluso a The Cure, mientras que la voz de Poli a un joven Glenn Danzig. “Ghost Love” fue el tema más rockero de la jornada, una canción con la cual nos embriagaron de esa esencia escandinava en su momento creada por bandas como Hellacopters y Turbonegro. Una de las grandes sorpresas del festival.

13912565_1114354628631543_4487182238421260639_nNada más finalizar nos vamos directamente al escenario principal donde prácticamente sin pausa nos esperaba la banda barcelonesa (francesa) Brain Pyramid comandada por Gaston a la guitarra (miembro de Cachemira). La primera impresión que nos llevamos ante este power trío es que el escenario se les podía hacer grande, pero esa impresión poco a poco se va desvaneciendo y el público que en un inicio se posiciona alejado del foso, paso a paso se van aproximando hacia el para sentir lo más cerca posible la fuerza de temas como “Cosmic 1000 Years“, donde dejan claro sus influencias blues y rock 70. Finalmente gracias a “Magnetosphere” terminarán atrapando en sus redes a los amantes de los sonidos más psicodélicos. Estéticamente no te atrapan, pero musicalmente sí lo consiguen, además: ¿Como no hacerlo si amas a Jimi Hendrix? “Electric Spell”.

14063922_1114354618631544_7827824454381073167_nAcid Mess son viejos conocidos para el público portugués, ya que durante el pasado 2014 tocaran en el escenario de la piscina. Ahora daban el salto al escenario principal y tenían el reto de contentar y al mismo tiempo sorprender ,una vez más a ese público. Tienen mucho rodaje y se complementan a la perfección, consiguiendo crear verdaderas epopeyas sonoras, viajes siderales donde de sumerges desde el minuto uno y de los cuales difícilmente podrás emerger: “Brahamanda”. Etiquetados como progressive, psicodelia, heavy psych… hay un aspecto a destacar en la nueva formación de la banda y es la incorporación de los teclados en directo, gracias a los cuales consiguen un sonido más envolvente, sobre todo en los temas más psicodélicos donde personalmente creo que destaca su punto fuerte.

14051629_1114354705298202_7702741235225547433_n“Don’t Tell a Soul” es un tema que define a la perfección Miss Lava, una dosis de actitud punk cargada de contundencia hard core y riffs de guitarra capaces de degollarte en cualquier momento. Ellos en gran parte fueron los causante de que muchas cabezas terminaran descolgadas de sus cuerpos. El público necesitaba una sacudida tras la dosis de psicodelia recibida hasta ese instante y Miss Lava se encargaron de darnos la patada en el culo necesaria para despertar del sueño sideral y volver a la realidad. Johnny Lee a la voz y K. Raffah a la guitarra son una puñetera locura sobre el escenario.

La banda de San Diego Sacri Monti era uno de los platos fuertes de la primera jornada y no defraudaría. Con su hard rock 70s nos dieron una verdadera lección de cómo tiene que sonar una banda en directo. Unos músicos que les gusta improvisar sobre el escenario y que se van conjugando entre sí de un modo magistral. Impresionante escuchar esas dos guitarras luchando entre sí, mientras los teclados, bajo y batería siguen tras sus pasos. “Glowing Grey”, “Sittin’ Around in a Restless Dream”... hicieron las delicias de aquellos que aman el hard rock 70 sí, pero también a aquellos que siguen los compases del Blues y en definitiva adoran el rock&roll sin etiquetas. Para mí de lo mejor de este día y finalmente del festival. Por cierto  tras el Sonic Blast iban de gira junto a Cachemira por la península. 13873142_1114354721964867_7998807675212370016_n

All Them Withches desde Nashville, eran en gran parte otra de las bandas que más nos atraían del cartel. Algunos de sus temas como “When God Comes 14067695_1114354725298200_7266924170537537112_nBack” y “Charles Williams” eran algunas de las canciones que más deseábamos escuchar esa noche. La puesta en escena de la banda nos dejó fríos desde el inicio. Aunque solamente a nosotros, ya que la marea humana que se agolpaba contra las vayas de protección parecían estar sumidas en un continuo trance. Cuerpos inertes volando sobre otros cuerpos, cabezas moviéndose al ritmo marcado por el bajo de Charles Michael Parks, gritos, saltos… Estaba claro que muchos tenían ganas de verlos y sí terminaron conectando con su música. Yo personalmente me quedo son su parte final, esa sección jam blues, “Death of Coyote Woman” y por su puesto con “When God Comes Back”. Por el resto, diría que su concierto se me hizo demasiado largo e incluso aburrido,  posiblemente nuestras expectativas eran demasiado altas y en gran parte la banda no cumplió nuestros deseos.

Altas horas de la madrugada y muchos iban abandonando el recinto bajo la luz de esa luna roja, la cual reflejaba el color del fuego que ese mismo día estaba arrasando los montes colindantes.

13939614_1114354791964860_7465589576213461538_nEs cierto que era una apuesta arriesgada para un cartel donde la psicodelia y los sonidos 70 era lo reinante, pero Valient Thorr salieron a por todas y a pesar de lo que me podría imaginar, muchos fueron los que finalmente enloquecieron con su propuesta musical. Valient Himself es un auténtico showman y el resto de sus compañeros le acompañan por todo el escenario con infinidad de poses, bailes y acrobacias, que por momentos incluso se hacen excesivas (si tienes un frontman como V.H. apártate y déjale ser la estrella del show, tú dedícate a tocar). Punk, Hard Rock y sobre todo actitud, es lo que te da la banda de Carolina del Norte. Himself no tardaría mucho en terminar con su torso desnudo, saltando sin parar, contorneándose con el suelo, acercándose al borde del escenario para recordar a los fotógrafos que en el próximo tema orinaría sobre sus cabezas (escapada inmediata de todos ellos), aullando a la luna ensangrentada o dando un mensaje a esos hombres uniformados de la ley: FUCK POLICE!!!. Durante toda su actuación, mientras los cuerpos seguían volando y pataleando sobre las cabezas de los presentes en las primeras filas, no podía dejar de pensar en su admirado Wayne Kramer (MC5) o  Jello Biafra. Musicalmente no serán la mejor banda del mundo, pero cerraron la noche dándonos una patada en todos los…

Galys (GravelRoad76)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s