minientrada Jesse Roper, en constante combustión. GR76


A pesar de comenzar temprano a tocar la guitarra (entonces era un mocoso con apenas seis años) la aparición de Jesse Roper en clubs de la zona se dio entrada y casi acabada la veintena, ya que “tenía cierto respeto a mostrarme en público, a tocar delante de extraños”, según sus propias palabras. El chico amenizaba fiestas y reuniones de amigos y familiares, pero no daba ese salto debido a una timidez que se esfumó de inmediato una vez comprobado que el escenario estaba hecho para él, y aunque hasta ese momento no contemplaba la posibilidad de formar una banda, la adrenalina del directo le atrapó.

19326911994_0b656cceb5_k

En 2012 edita su primer EP titulado “The Roper Show” con el que recorre la zona de Victoria gracias a la intensidad de sus directos, un dominio absoluto de la guitarra, el gran sentido del humor utilizado en sus apariciones y la coctelera explosiva de blues, rock y sonidos raciales que van calando hondo entre los seguidores que paulatinamente, y gracias al boca a boca, van aumentando en número. Al año siguiente su primer disco sale al mercado (“Son Of John”) y ya no es sólo el público quien habla bien de él, sino que las radios locales emiten sus canciones periódicamente, lo cual impulsa a la banda a ser considerada una de las mejores de aquel momento. Pero hay que compaginar el trabajo diario con la música, dedicando básicamente la época estival a montar en furgoneta y recorrer kilómetros con la guitarra a cuestas, aunque él mantiene que se encuentra muy cómodo haciendo lo que hace, ya sea cuando compone, cuando sube a un escenario o cuando ejerce la topografía. El hobby de infancia se estaba volviendo algo más serio y en 2015 sale “Red Bird”, tal vez su trabajo más conocido, un lanzamiento que el día de su presentación agotó localidades en el Sugar Nightclub de Victoria. Desde entonces su carrera ha ido ganando enteros con nominaciones como la West Coast Award 2015 como mejor álbum blues, festivales como Sunfest, Burnaby Roots And Blues Festival o Pemberton Music Festival, compartiendo escenario con Beth Hart o Booker T. Jones, lanzando posteriormente “Cupido” en formato single, y colaborando en spots publicitarios creando su música.

Dos ejemplos de sus enérgicos directos

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s