minientrada Them Dirty Roses, en busca de la rotundidad. GR76


Conciertos Salvajes de Sidreria El Zagal, Aldeamayor de San Martín (Valladolid), domingo 29 de abril de 2018

Nos poníamos de nuevo en la carretera  para asistir a otra cita dominical de los conciertos salvajes. Esta vez era el turno con unos muchachos de Nashville, uno de los nuevos grupos que están surgiendo en la escena del rock sureño, Them Dirty Roses. Había curiosidad por ver el directo de estos muchachos, poco bagaje aún a sus espaldas, pero su buen hacer y los comentarios llegados de otras latitudes, daban a esta cita un gran interés por comprobar cómo se las gastan en el face to face, sin trampa ni cartón, donde se ve la realidad de los músicos, donde eres lo que eres, sin más.

Llegamos a buena hora, pero el aparcamiento estaba casi lleno, la cercanía del puente hizo lo suyo. Nos disponemos a entrar, y asistimos a la prueba de sonido de los protagonistas. Todo en su sitio, estos pequeños momentos  hacen presagiar una gran noche. Llegada la hora de comienzo la sala está  llena como pocas veces.

Nos fueron conduciendo por paisajes americanos, como en “Cocaine And Whiskey“, precioso medio tiempo donde la banda va cogiendo el pulso a la noche. Toda una declaración de intenciones en la fogosa “What Your Daddy Doesn’t Know“, donde conjugan un gran riff y unos coros que suenan a carretera y mustang, de los mejores momentos de la noche. Tanto  en “Shake It “ como en “Beer Cans And Tire Swings”  a uno rápidamente le viene a la mente Steven Tyler y sus Aerosmith.

Los hermanos Ford son la columna vertebral de la banda, uno a los parches y otro a la guitarra rítmica y las voces. Tanto uno como otro demostraron un gran nivel en su faceta. El batería sonando rotundo pese a su envidiada juventud. Y el líder haciendo gala de unas cuerdas vocales que nos recordaban constantemente a los grandes del género.

Llega el turno de “Molly “otro medio tiempo donde se mueven como pez en el agua, mientras “Back Home” y sus maravillosas guitarras nos elevan a lo más alto desprendiendo aroma a clásico; un tema himno donde los haya en el que músicos y público disfrutaron al unísono,  e inmediatamente llega “Greg Up In The Country”, el single del combo que nos martillea por un reverb de la Les Paul, pero termina enganchando por su contundencia.

Hay mimbres para que surja el  relevo con estos muchachos dentro del rock sureño. Buenas composiciones, buenos intérpretes, quizás y como apreciación personal, la guitarra solista se tiene que explayar un poquito más a la hora de los solos. Por momentos parece un poco coartada. Tienen que dar su espacio a la improvisación. Si resuelven ese pequeño “pero”, ganarán en rotundidad y grandiosidad. En definitiva otra gran noche dentro de los conciertos salvajes.

Pedro Miguel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s