minientrada Segunda edición de Small Town Rock Fest, un día que quedará en el recuerdo. GR76


Portillo (Valladolid), sábado 5 de mayo de 2018
Rubia, The Empty Bottles, Uncle Sal, Los Deltonos & The Riff Truckers

La primera edición del Small Town Rock Fest nació desde la ilusión, y dio sus primeros pasos de una forma mucho más amateur en un pub de la localidad. Los pocos medios se compensaban con el encomiable esfuerzo por parte de la organización para que este proyecto consiguiera abrirse camino en la localidad del precursor de toda esta idea, un amante de la música rock como Alex, tomando más consistencia en esta esta más reciente y contando con más recursos a su alcance , con un recinto cerrado y una infraestructura que poco tiene que ver con la del bautismo doce meses atrás.

Para la matinal del sábado se cuenta con Rubia, banda encargada de caldear el ambiente a la hora del vermut. A esta cita de la mañana no pudimos acudir, sin embargo nos hablan francamente bien de cómo fue, y las fotos compartidas atestiguan la gran asistencia desde primeras horas con un buen puñado de fieles. Llegado el momento nos ponemos en carretera puesto que el buen tiempo reinante, el número de amigos que se acercaban desde otros puntos de la geografía y el nivel de los grupos que nos esperaban hacían presagiar una tarde noche de lo más atractiva y sugerente.

The Empty Bottles

Abriendo el Small Town Rock Fest’18, nos  encontramos a los alicantinos The Empty Bottles, que con tres discos a sus espaldas ya se han hecho con un significativo ramillete de seguidores. Tarea siempre complicada la de abrir un festival; en esta ocasión más aún por el incesante sol y calor que reinaba dentro del recinto. A las 18.30 pasadas los protagonistas ya estaban sobre el escenario con un set list bastante dosificado entre sus obras, aunque el grueso de la actuación se inclinara por su última grabación, el majestuoso “Love Peace & Chicken Grease”. Comienzan con la rotunda “Dig My Grave“, buena forma de dar respuesta a la solana que nos azotaba. Momentos un tanto complicados a la hora de intentar mirar al escenario o recoger alguna  instantánea de estos inicios, pues la claridad era muy poco llevadera. Llega el turno de “Goodbye” y los muchachos van ganando la partida al tremendo calor al tiempo que el público comienza a engancharse. Tony Miles a las voces se estaba gustando, y ese slide y ese hammond estaban poniendo en órbita a los allí presentes. Comienzan a demostrar porqué es otra de las formaciones más queridas y respetadas en este nuestro rincón de GravelRoad76. Vamos ya con “Joe D. Grinder”. Aquí dan rienda suelta a su más preciada cualidad, la majestuosa psicodelia que nos acompaña con constantes cambios de ritmo, y tanto Pepe Delgado a la guitarra, como David Chana al piano y órgano, nos ofrecen uno de los momentos más destacados de su repertorio. Llegamos a “Rosie“, otro de los grandes momentos de los alicantinos. Otra vuelta de tuerca a ritmo de hammond y de esa diabólica Fender. Si mi memoria no falla, aún tuvieron tiempo de sorprendernos con una cover de Lynyrd Skynyrd. Notable concierto el que se marcaron a pesar de las condiciones meteorológicas, que siempre tienen que ver a la hora de un directo. Gran comienzo, y aún restaban tres formaciones más. ¡Casi nada!

Uncle Sal

En segundo lugar teníamos a los ibicencos Uncle Sal, apadrinados cariñosamente dentro de GravelRoad76. Había muchísimas ganas de enfrentarnos al directo de los muchachos, y como todo en esta vida, al final llegó. Presentando lo que son hasta la fecha sus dos primeros discos, aunque de buena tinta nos llegaba la noticia de que ya están preparando un tercero. Abre su set list “Hard Life”, un precioso medio tiempo de su último álbum donde la melodía inunda a los allí presentes tanto como uno de los momentos destacados: “Precious One”, composición que en vivo adquiere mayor profundidad permitiendo ver la admiración que poseen los de la isla por el viejo hippie Neil  Young. Aquí Soulman Sal (voz, guitarra y armónica) nos martillea con su maravillosa Les Paul y un solo admirable. Turno ahora para las rocanroleras “Soul Shakin’ Woman” y “Down The Line”, con la gente bailando y disfrutando a placer. Después de la tempestad viene la calma, y nos obsequian con otros dos medios tiempos que para un servidor son de lo mejorcito de la banda, “Little Wolf” y “A Runnin’ Buffalo” donde Soulman Sal demuestra que se sabe  mover en otro tipo de registro vocal. Van finalizando y es momento para un par de versiones, las grandiosas “Whipping Post“ del no menos grandísimo Gregg Allman y la impresionante“Cortez The KIller” de Neil Young, donde dan rienda suelta a la improvisación, y Sandro se explaya sacando todo el jugo de su guitarra. Grupo y público convulsionan al unísono. Ya no hay marcha atrás. Los de Ibiza nos acaban literalmente pasando por encima. Sin duda uno de los triunfadores del Small Town Rock Fest.

Los Deltonos

Son poco más de las 22 horas, y uno de los platos fuertes del festival hace acto de presencia en el escenario. Nos referimos a los reputadísimos Los Deltonos. ¡Abróchense los cinturones! Su concierto se puede definir en dos mitades, de menos a más, una más calmada, donde situamos temas como “Brindemos” o “Discotheque  Breakdown”. Pero llega el momento en el que Hendrik y sus Deltonos despliegan todo su arsenal con la aparición de ese clásico llamado “Soy un hombre enfermo”. Nos adentramos en los  terrenos de “Sanmartín”, donde destaca sobremanera ese escudero de auténtico lujo que es Fernando Macaya con un riff sólido como un muro de hormigón, de esos que te hacen cabecear, marcándose en su parte final un solo devastador junto a Hendrik que canjea guitarra por armónica en uno de los momentos especiales de los de Muriedas. No nos queremos olvidar de la intensidad con la que se mostraron en “Salud ”. ¡Vaya guitarras…! Otro de los momentos de la noche. Los Deltonos fueron caballo ganador, éstos nunca fallan.

The Riff Truckers

Cerrando la noche, The Riff Truckers. Con estos solo nos dio tiempo a ver tres temas, suficiente para comprobar la potente propuesta de los de Gernika. Contundentes riffs, y el líder de la formación que no para ni un momento de interactuar. Lástima de regreso. Desde GravelRoad76 dar las gracias a la organización; vivimos una jornada apasionante, y como pudimos constatar entre los presentes, hubo unanimidad, salió a pedir de boca. Recinto, instalaciones, parking, buenos precios, y la inmensa sociedad llegada de otros puntos de la geografía. Un día que quedará ya en el recuerdo…

Pedro Miguel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s