minientrada Jive Mother Mary y Robert Jon & The Wreck: Por el camino correcto, directos al Olimpo. GR76


Sidrería El Zagal, Aldeamayor de San Martín (Valladolid), 10 y 17 de septiembre de 2017

Dio inicio la temporada de conciertos salvajes en la sidrería El Zagal, y los encargados de abrir el curso musical 17-18 fueron los californianos Jive Mother Mary. A primera hora de la tarde dieron una pequeña muestra de su trabajo en formato acústico, al que no pudimos asistir. A uno siempre le gusta descubrir formaciones nuevas aunque, en este caso, la banda que nos ocupa ya había sido recomendada en este rincón de GravelRoad76. Pero es tal la avalancha de grupos de calidad merecedora de nuestro seguimiento, que algunos por diferentes motivos se tienden a escapar.

La imagen puede contener: una persona, en el escenario, tocando un instrumento musical, barba y guitarraContienen tres EPS y un CD, bagaje corto, que no así sus shows en directo, que ya van siendo más extensos, y que van calando profundamente como su música. Estamos ante una formación clásica, dos guitarras, bajo y batería. Y como tenemos la buena costumbre de llegar con tiempo, compartimos charla con conocidos en el mundillo musical de la zona. Comenzaron los de North Carolina un tanto fríos, como esperando la respuesta del público, a unos y a otros nos costó un tanto entrar en el concierto, aún así de ese momento inicial rescato una maravillosa “Great Decline” donde el bueno de Mason Kreck nos deleitó con una espléndida armonía vocal. Pero a partir del tercer tema, los allí presentes y la banda juntaron sentimientos y se dejaron llevar por las preciosas sensaciones a las que nos conduce este arte que es la música. Nos llevaron por parajes sureños, ramalazos de blues, y por momentos se dieron una vuelta por la psicodelia y el country. En este último género desgranaron la fascinante “Planes, Trains”, en lo que parecía otra banda totalmente distinta a la dinámica de su repertorio. Esta faceta country me sorprendió gratamente. Y si como habíamos oído hubo guiño a Pink Floyd en forma de cover. A destacar su mezcla de fieros pasajes guitarreros y armonías vocales. Banda a la que seguiremos reivindicando, y con la que habrá que estar muy atentos a todos sus pasos.

La imagen puede contener: una persona, en el escenario, tocando un instrumento musical y guitarraUna semana más tarde llegó el día, recibimos la visita de los californianos Robert Jon & The Wreck. En su gira anterior no pude asistir por motivos laborales, y esta vez no dejamos escapar la ocasión de lo que era una de las giras del año. No en vano hablamos de una formación que fue galardonada en el 2013 con el premio a mejor banda en vivo de Orange Country Music Awards. La semana previa fue de nervios, contábamos los días oyendo y leyendo de su éxito por diferentes puntos de la geografía. Nos desplazamos con tiempo, había que reponer fuerzas in situ, y ocupar  un buen lugar pues la ocasión lo merecía.

Comienzan la noche con una descarga instrumental que empalman con “Steppin’”… ¡Vaya forma de dar pistoletazo al show! Rotundos. Fueron desgranando su artillería de clásicos a discreción. Suena “Blame It On The Whiskey” otra de sus grandes canciones, y los allí presentes disfrutando al máximo. A pesar del cansancio que muestran sus caras están ofreciendo una noche para enmarcar. La voz soul de Robert  Jon inunda la sala, sumado a los  constantes adornos de Steve al piano, y ese ritmo que impregnan Andrew a la batería y David al bajo. Mención especial por último para el bueno de Kristopher Butcher a la guitarra, vaya la noche la suya, feeling y corpulencia a raudales, sus guitarras dinamitaron la sala. Nos encontramos ante una banda en plenitud. Es el turno de “Georgia Mud” brutal y adictivo riff sonando, y todos bailando de lado a lado. Llega el momento de que la banda se dé un pequeño respiro, y dejando solo a Andrew la batería, que se explaya de lo lindo. Pero aún restaban temas tan emblemáticos  como la preciosa “Mary Anne” balada que a unos y a otros nos vino muy bien para coger aire. Va llegando el final y nos deleitan con “Cold Night” tema himno de la banda, con una melodía espectacular, donde los asistentes hacen los coros a un feliz Robert.

Mención especial para David Pelusi que no paró de interactuar con el público. En definitiva una noche que no olvidaremos en muchísimo tiempo, una banda en estado de gracia. Una banda merecedora de dar el salto, de tocar ya en salas grandes. De no conseguirlo les volveremos a disfrutar en una próxima gira. Hacía tiempo que una banda no me volaba la cabeza  de esta forma.

Pedro Miguel Alonso

Anuncios

Un comentario

  1. Increible esta banda, he tenido oportunidad de verlos en su gira anterior y disfrutar de nuevo en esta en el Niemeyer, y han sido los mejores directos del año ambas veces. Banda con un rodaje, cohesión y sonido increíbles para los años que llevan juntos. Ojala vuelvan el año que viene por España, que allí donde toquen de nuevo procuraré estar. Merece la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s