minientrada The Reverendos on fire, on GR76


Kafe Antzokia 20 de febrero de 2016

La presentación del nuevo y recomendable trabajo de The Reverendos se antojaba tentadora, y es que “Fire” es un luminoso jukebox rebosante de viejo y contemporáneo rock n’ roll, armado blues y sonidos que trasladan a épocas pasadas pero facturados “on fire”, y personalidad suficiente como para que nos acercáramos a Kafe Antzokia a ver cómo respondían sus canciones en directo. _MG_1576'Una banda que inicia su andadura como cuarteto y tras cuatro discos y algunos años más se presentan como trío para este quinto, con Javier Caballero percutiendo sin cesar, Álvaro Martínez deslizando los dedos sobre las seis cuerdas y el Reverendo Igor García cantando y manejando los teclados, recordando a los viejos tercetos de épocas doradas del rock n’ roll. Un fornido trío que olvida parrafadas, extravagancias o pomposidades y en su lugar utiliza trepidantes melodías de difícil distracción, curtido en mil batallas, cientos de escenarios entre garitos, tabernas, clubs, festivales y algún que otro compartido con ilustres como Robert Cray o el mismísimo Jerry Lee que tiene a bien invitarnos en una noche especial para ellos. Una noche inolvidable.

Con estas premisas teníamos bastante claro que la gente acudiría a la llamada. Sábado noche, Antzokia, una banda local y entrada libre deberían ser sinónimos de buena entrada, como resultó a la postre. Se respiraba buen rollo y daba la sensación de que la gente estaba dispuesta a sudar, bailar, calzarse los zapatos de gamuza o las botas de cowboy y disfrutar desde la apertura instrumental con “Rumble”, donde comienzan demostrando fundamentos, generando energía y afirmando que están dispuestos a quedarse (“I’m In Town”) después del pequeño paréntesis que se concedieron o sugieren fragancias (“Rock & Roll Is In The Air”) sabiendo perfectamente que esto es una carrera de resistencia en vez de una de velocidad, y las emergencias por las que camina este entramado musical hay que analizarlas con calma (“Fire”), de ahí que hayan editado en las casi dos décadas que les contempla cinco discos que contrastan con la infinidad de asfalto recorrido.

La experiencia es un grado, y los tambores de Javi dan pie a seguir los contagiosos ritmos mientras Álvaro ”King” campa a sus anchas por el escenario deleitando al respetable con destellos del gran guitarrista que es, con fuertes ramalazos como en “The Blues Is In My Veins” o atmosféricos sollozos gospel en “Take Me Home”, imprimiendo carácter y versatilidad, como demuestra el crisol de sonoridades que pudimos percibir: swing, boogaloo, jazz, gospel, rockabilly, blues, groove, surf… Uff, rock n’ roll en definitiva. Festivo, en ocasiones hilarante, vaporoso y vibrante que surgía del nord de un reverendo que oficiaba una sensual ceremonia donde las revisiones (caso de “I’m Tore Down” o “Route 66”), al contrario de otras de sus actuaciones, cayeron relegadas a un segundo plano, dando prioridad a un guión apoyado indudablemente en el último trabajo pero recordando su pasado, como “One More Time”, la recíproca “She’s A Phantom”, con la que logran transmitir un fuerte vínculo con el respetable o invitando a visitar “La Playa” en otro característico instrumental marca de la casa que demuestra lo reconfortante que es atenuar el ritmo, contemplar el mar, sentir la brisa en tu rostro, escuchar una refrescante melodía, y viajar, soñar… o acudir a algún templo donde poder encontrar a The Reverendos.

Rafa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s