minientrada Crónica de una noche de Soul Rock con THE WIDOWBIRDS. Cangas 30.10.15 GRAVELROAD76


Simon Meli a la voz, Tony Kvesic a la guitarra, Bobby Poulton al bajo y Shane O’Neill a la batería. Ellos son The Widowbirds y la  noche  del 30 de Noviembre incendiaron Cangas con un concierto de dos horas aprox. donde nos hicieron levitar en una oscura sala engalonada para la noche de Halloween, a través de un viaje sónico lleno de desgarrador soul, contundente blues, delicada psicodelia y sobre todo mucho mucho ROCK&ROLL .

12190061_944590172274657_4496260896583161277_n

Era la tercera visita de esta banda australiana y muchos aún teníamos en nuestro paladar aquel sabor agridulce dejado tras su anterior gira, donde presentaban su segundo álbum “Hearts Needle“. Posiblemente por aquella época teníamos grandes expectativas tras  nuestro primer encuentro, cuando dejaron a todos atónitos durante aquella lejana visita donde traían bajo el brazo su mejor álbum hasta el momento,”Shenandoah“.

En esta ocasión lo teníamos muy claro, nos acercábamos a su concierto  sin pensar demasiado en lo que nos podíamos encontrar, sin mayores ilusiones, simplemente queríamos disfrutar de otra velada de rock en directo sin más. Aunque en cuanto observamos que Simon volvía acompañado por su fiel escudero Tony y el indescriptible Shane a la batería, la motivación fue creciendo a pasos agigantados, y de pensar que íbamos a ver un simple concierto pasamos a ser testigos de lo que sería otra noche mágica de rock&roll.
12189972_944631562270518_2192743260579446112_nAsí, ante  unos 50-60 asíduos (lamentablemente tanta oferta lapida conciertos que tendrían que estar a reventar), nos volvieron a dar una demostración de humiladad y sobre todo mucha profesionalidad. La química existente entre los cuatro componentes (el teclista y quinto miembro del grupo Robbie Wool quedaría en Australia por problemas familiares), consiguió encender desde el minuto uno a una audiencia sedienta de rock. Una noche incendiaria donde voz de Simon Meli volvió a reinar y poseer nuestras almas, una voz más desgarradora que nunca (se nota que está curtida en innumerables batallas) que cautivó a todo aquel que fue capaz de alienarse de las continuas tertulias (cada vez la peña habla más en los conciertos). Él no deja indiferente a nadie, sus bailes, la continua interacción con el público, los momentos cuando se apodera de la guitarra eléctrica (los tiempos de la acústica quedaron en el pasado), cada una de sus poses, pendiente y dirigiendo al resto de la banda… es la perfecta definición de lo que tienen que ser un FRONTMAN .

11220928_944631615603846_751065468366555002_nPoder ver a Tony en acción es un placer, siempre quiere parecer desapercibido sobre el escenario colocándose en un lateral, donde intenta no llamar demasiado la atención. Pero su sutileza a las seis cuerdas te va atrapando poco a poco, hasta que de repente no puedes retirar la mirada de sus dedos, esos que acarician y puntean cada una de las seis cuerdas. Este año además Tony tiene la libertad necesaria sobre el escenario para demostrar que no es un mero acompañante, increíble cada solo de guitarra, cada acompañamiento, cada improvisación….

12189642_944631862270488_7895389459730875962_nPor su parte Bobby demostró ser el fichaje perfecto,  se trata del nuevo bajista que además  acompaña a los coros. Su contundencia al bajo te deja por momentos noqueado, es la viva imagen del “grunge”, a mi personalmente me recordó al gran Krist Novoselic en sus años de juventud, posiblemente  por eso en algunos momentos la banda tenía esos aires 90, cosa que agradecí. Un gran fichaje que esperemos dure muchos años, porque realmente cumple de sobra con las expectativas creadas.

palace-of-the-king-band-2015-750x400Definir a Shane en breves palabras es muy sencillo: EL PUTO AMO. A él lo recordamos de la primera gira, lo añoramos en su segunda visita y lo disfrutamos como críos cuando lo vimos aporrear los tambores de su batería como si no existiera un mañana. Siempre pensé que era uno de los mejores baterías que pasaran por este lugar y en esta ocasión reafirmó mi teoría. Es una máquina de matar, tan contundente y al mismo tiempo sigiloso que a pesar de golpear con todas su fuerzas los platos y tambores nunca desborda al resto de la banda, aunando así a cada uno de ellos en una perfecta armonía sonora… Shane es el espíritu rebelde que contagia a la banda por momentos creando un hervidero de locura descontrolada, consiguiendo que surja nuevamente esa magia de los directos de aquellos  primeros años.

Aunque su último trabajo  “Back Into The Blue” es la base principal del set list, ellos terminan haciendo un amplio recorrido por toda su discografía. En esta ocasión alargan incluso algunos temas a base de improvisadas jams, a las cuales van añadiendo algunos retales de canciones de grandes bandas, trozos de covers conocidas por todos cuyos versos terminan siendo cantados por el respetable como si de un salmo eclesiástico se trataran.  Uno de esos momentos lo vivimos con “Dust & Stone” , canción tras la cual el propio Shane en pleno delirio termina tirándose al público, surfeando sobre las cabezas hasta la barra del bar donde terminará  aporreándola con sus batacas en un sólo que es acompasado por el resto de la banda desde el escenario, al cual volverá nuevamente surfeando sobre las cabezas de  un público desenfrenado.

12189125_944123578987983_7414462101381655960_n

No pretendas que te hable de su setlist, ya que sería desvelar más de la cuenta cuando apenas han comenzado el tour. Además como te comentaba anteriormente hacen un amplio recorrido por toda su discografía. Pero además tienen tiempo para deleitarnos con algunas grandes versiones sobre todo en los bises, instante donde los allí presentes enloquecimos acompañando a la banda a base de bailes desenfrenados e histéricos gritos, mientras algunos sollozaban de la emoción al mismo tiempo que cantaban al unísono cada verso de esas conocidas canciones.

Los mismísimos “The Black Crowes”  llegaron a sonar nada más salir del backstage por segunda vez (saldrían en tres ocasiones), aunque  durante el bolo ya pudimos disfrutar de covers que representan la herencia musical de los australianos (estas sí tengo que nombrarlas para que sepas de donde surgen Widowbirds) : Ramble On – Led Zeppelin , Hard to handle – Otis Redding, Fooled around and fell in love – Elvin Bishop,  Them changes – Buddy Miles.

Resumiendo: Si quieres llevarte una buena bofetada de SoulRock , no puedes perderte un bolo de estos australianos. Con The Widowbirds te  aseguro que volarás tan alto que no querrás volver a poner los piés sobre el suelo polvoriento.

03/11/2015 Madrid – Wurlitzer Ballroom
04/11/2015 Estepona – Louie Louie Rock Estepona
05/11/2015 Orihuela – La Gramola
06/11/2015 Castellon – Veneno Stereo
07/11/2015 Barcelona – Rocksound Almogavers
08/11/2015 Torredembarra – La Traviesa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s