Crónica concierto Julian Maeso Grupo 13.06.2015 Cangas. GravelRoad76


11639486_10205544434589106_1857427550_o

Las previsiones del tiempo para el fin de semana no eran muy buenas; por causa de ello se cancelaría el Surfing Lerez y se nos fastidiarían unos cuantos planes que teníamos para disfrutar de un día lleno de música en directo. Un día gris y lluvioso, lluvia que caería con fuerza cuando la vieja furgoneta donde venían Maeso, sus chicos y unos cuantos “trastos” considerablemente pesados, enfilaba sigilosamente hacia el callejón donde se encuentra la sala en la cual esa noche tendría lugar su concierto.

Tras una larga prueba de sonido, en la que unos pocos afortunados pudimos disfrutar con un Maeso abducido por su Hammond, y un merecido descanso entre una copiosa cena y amenas charlas, llegaba el momento de volver a la sala para ver si finalmente a pesar del día desapacible la gente haría el esfuerzo de desplazarse hasta Cangas para ver a Julian Maeso Grupo en directo.

Al salir del bar nos sorprende ver a algunos rezagados aún llegando a pesar de ser bastante tarde, con lo cual alargamos un poco más el comienzo del bolo con la intención de que nadie se pierda la oportunidad de disfrutarlos desde el minuto uno.

Un fugaz viaje a la furgoneta para recoger unos detalles olvidados y volvemos a la sala para cruzar la puerta y sentir el calor que allí se respiraba. Todas las posibles dudas sobre la asistencia se desvanecían al ver un aforo más que razonable, con un público heterogéneo: desde los habituales y afines, a muchas caras nuevas que se acercaban por primera vez. Además en esta ocasión también encontrábamos a más de un músico y bastante gente joven.

Entre el murmullo en una oscura sala solamente iluminada por apenas un puñado de luces del escenario, salen finalmente Maeso y sus chicos, cada uno ocupando su espacio vital, ese espacio que solamente Maeso será capaz de invadir durante el show, solamente él pasará de estar sentado en su Hammond a ponerse de pie frente a todos los presentes armado en ocasiones con su guitarra acústica o la SG en los momentos más eléctricos. Sin duda una cosa quedó clara durante todo el concierto, la gran versatilidad de Maeso tanto a las teclas como a las seis cuerdas, sin olvidarnos en absoluto de esa magnífica voz curtida a base de años sobre las tablas.

11640334_10205544427788936_1731755546_o

Tras coger cada uno su posición comienza el concierto. Es extraño ver a una banda comenzar con una cover pero ellos así lo tienen planificado: primer corte y suena “Give Me Strength” de Eric Clapton, una canción tranquila y con un mensaje claro, Maeso y sus chicos venían con ganas de hacer algo grande esa noche y tenían las fuerzas necesarias para hacerlo. Nunca hasta ese día habíamos vivido un momento tan especial, la sala en un silencio absoluto y de repente tras el breve solo de Pere Mallén a la guitarra comienzan a aplaudir, mientras ellos terminan el tema del mismo modo sigiloso que lo comenzaron. Sin tiempo a ser vitoreados suena “Leave It In Time” con el cual ya queda constancia de la fuerza que desprende esa base rítmica a manos de Paco Cerezo y Gonzalo Maestre, sin tiempo a tomar una bocanada de aire Maeso hace un gesto con la cabeza y suena una “It´s Been A Hard Day” más blusística que nunca.

DSC_0104Firma

Llevamos tres temas y casi media hora de un bolo que queda perfectamente definido desde este inicio… Una canción tras otra aunándose perfectamente, completando indescriptibles jams que por momentos te hacen sentir como si te encontraras en el Woodstock del 79.

Aunque aúnan perfectamente el blues, jazz, soul, funk,.. con la dosis exacta de piscodelia, no dejan escapar la oportunidad de demostrar que también son una banda de rock&roll. Es cuando Maeso abandona su amado Hammond para agarrar con firmeza la SG y comenzar a rasgar los primeros acordes de una potente “Someday Maybe Someday” cuando nos queda claro que también saben sacar la rabia que llevan dentro, una rabia que les dura poco porque de la nada nos vuelven al más puro soul con una envolvente “I Must Have Been Dreaming” durante la cual Maeso sin abandonar su SG por momentos se sienta a los teclados mientras gran parte del público comienza a bailar y saltar al mismo tiempo que corea al unísono “I Must Have Been Dreaming”… Sin duda aquí la banda terminó por espabilar y encandilar a los pocos que aún estaban atónitos con tal despliegue musical.

DSC_0076Firma

El concierto siguió los pasos habituales de Cangas.. antes o después las primeras filas terminan saltando de modo descontrolado, gritando y aplaudiendo cada canción y poco a poco toda la sala termina contagiada del entusiasmo creado por estos cuatro locos llamados Julian Maeso Grupo.

Oés, vítores y aplausos acompañarían a cada uno de los temas que sonaban… “One Way Ticket To Saturn” “A Hurricane Is Coming” “A Change Is Gonna Come”… y así irían recorriendo sus dos álbumes durante las mas de dos horas de concierto en la cuales tendrían tiempo también para rendir un merecido tributo a a John Mayall o incluso a los Rolling Stones.

Un concierto que se se alargaría más tiempo de lo previsto, tras la incesante petición del público durante dos ocasiones para que volvieran al escenario. Recuerdo la imagen de un Maeso agotado terminando el primer bis, dejando literalmente tirado su cuerpo sobre su inseparable Hammond, en ese momento no se podía imaginar lo que se le avecinaba.DSC_0085Firma

Tras su vuelta al backstage comenzaría una segunda ovación, unos impresionantes 5 minutos aproximadamente, durante los cuales a pesar de hacerse de rogar y de que en la sala sonara música de fondo y se encendieran algunas luces, la banda no se pudo resistir a salir nuevamente al escenario, juntos con los brazos entre los hombros se reverencian ante un publico apasionado que se abalanza hacia sus pies. Justo antes de ofrecernos una nueva canción para despedirse de todos nosotros, en un instante de locura colectiva, vivimos otro momento inolvidable, cuando Maeso no puede resistir la tentación de saltar sobre el público y volar sobre sus cabezas, en un crowdsurfing que sería un modo de bendición, de agradecimiento, por una noche mágica que muchos tardarán en olvidar y que para otros quedará grabada en su memoria eternamente.DSC_0090

Nota:Sin duda Julian Maeso Grupo tiene una gran fuerza en directo, sus canciones suenan muy compactas y uno puede ver como con un simple gesto de Maeso, el resto de los chicos saben el siguiente paso que tienen que dar. A mi personalmente me ha fascinado la voz de Maeso, por momentos me recordaba al envejecido y por siempre eterno Bob Dylan e incluso al desaparecido Jim Morrison. Pero sin duda alguna esta banda en su conjunto es perfecta, cada uno es una pieza indispensable, una familia inseparable al igual que ese Hammond y el slide. Otra noche INOLVIDABLE.PicMonkey CollageFirma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s