El Slide atrevido y seductor de Molly Gene reina en la noche de Bilbao. Rafa Robledo (GravelRoad76)


Molly Gene live at Kafe Antzokia (Bilbao 11-04-2015)

Apenas doce personas había en la sala cuando entramos, y eso que en cinco minutos debía comenzar el concierto, y si añadimos la gratuidad del evento, la pobre imagen no dejaba de ser preocupante. Sobre el aséptico tablao vemos un un brillante dobro, una Univox Custom, y a pie de micro el artefacto que Molly Gene utiliza con los pies a modo de batería. Pero nuestra inquietud se centraba, aparte de la hasta ese momento baja asistencia, en un setlist compuesto de ¡27 piezas! que se nos antojaba escaso. Ironías aparte, resulta evidente que era una tarea complicada dar cabida a todo ese arsenal en la escasa hora de la que disponía, e intuíamos que se trataba de una base con la que afrontar el bolo dependiendo del público, el momento, o simplemente lo que pasara en esos momentos por la cabeza de Molly.

Mientras le vemos probar los instrumentos agachamos la cabeza y nos retractamos al comprobar cómo la gente comienza a aparecer en manadas y en cuestión de minutos la zona superior de Kafe Antzokia, la llamada Kutxa Beltza o familiarmente Antxiki presenta una imagen inmejorable con la que comienza la actuación, con Molly, su dobro y su aparatejo percusivo a los pies. Suena “My Bumble Bee” y en escasos segundos la garra y carácter de la chica contagian al respetable que chilla, mueve la cabeza, asiente, aplaude… Vibra con la sencillez del brillo de un slide loco y bravucón, una voz de camionera, una chulería propia de cualquier redneck de Missouri y que deja el poso de haber actuado junto al señor Biram que no tardará mucho en visitarnos. Una arriesgada propuesta entre el llamado outlaw country y el dirty swamp blues de una mujer que se enfrenta ella sola al vacío y a un público que esa noche disfrutó (disfrutamos) con historias de carretera, de áridas estampas del sur, de garito de mala muerte, de mala hostia enlatada y con slides salvajes aderezados con esa particular voz poco lírica quizás, pero atractiva y penetrante. “Delta Trash”, su reciente álbum le delata.

Rafa Robledo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s