Kadavar & The Picturebooks. Crónica de su concierto en Porto (Portugal) por Angela M. (GravelRoad76)


El 29 de Octubre a 150 km  del sur de Vigo concretamente en Porto (Portugal) estaba nuestro destino. El objetivo era tirarnos a la carretera dirección Hard Club, un lugar realmente impresionante para todo aquel que ame la música en directo. Lugar donde esa noche podríamos sentir el aliento en nuestra frentes de dos bandas germanas: Kadavar y Picturebooks.

22220037_1511633995570269_3264674777187244501_oPicturebooks abrieron para sus hermanos mayores Kadavar en una sala que presentaba un aforo casi completo. Para muchos eran unos auténticos desconocidos, pero al poco de comenzar su show  ya tenían convencidos a la mayoría de los que allí se encontraban. La gente iría acumulándose poco a poco frente a sus caras y así  de ese modo poder sentir de cerca  los atronadores porrazos que Philipp Mirtschink descargaba sobre sus tambores y la desgarrada voz  de Fynn Claus Grabke el cual a base de slide guitar y múltiples efectos conseguía él sólo arropar  la estruendosa batería de Phillipp, como si en vez de una única guitarra,  fueran un buen puñado de guitarras y bajos los que se encontraban frente a sus tambores sobre el escenario.

Fue realmente increíble la sensación de poder y energía desprendida por estos dos germanos. Muchos al finalizar el bolo no daban crédito de lo que allí había sucedido y aún quedaba Kadavar. El sucio blues rock entremezclado con esa psicodelia setentera y el sonido stoner , terminaron por enamorarnos a todos. Nuestros elogios se quedan cortos. Tras el concierto de ambas bandas pudimos charlar con ellos y nos sorprendió ver el brazo de Philipp vendado. Supusimos que el aporrear con tanta fuerza los tambores con sus manos, con los mazos y posteriormente con esas batacas que terminaron partidas en pedazos (uno de esos trozos terminaría casualmente aterrizando sobre mi cabeza, risas), le habían pasado factura. Pero no era así,  la realidad es que ese brazo estaba dañado antes del concierto  y había tocado esa noche con él  infiltrado, como si de un futbolista se tratara. Al saber este hecho  todavía quedamos más prendidos de estos dos locos que tienen el difícil tarea  de amparar a una de las bandas con más renombre en el panorama musical actual.  No olvides su nombre ellos son THE PICTUREBOOKS.

Llega el asalto de Kadavar:

22218402_1511634172236918_281220808700157351_oKadavar salió al escenario y sorprendemente ninguno de los asistentes aplaude ni vitorea a la banda. La luz roja proyectada sobre la luna llena que se encontraba tras los tres enormes músicos, y  sus rostros malhumorados  imponían en exceso, tanto que muchos de los presentes tenían cara de verse con  la muerte face to face. Incluso yo creo  que  muchos de ellos ni sabían lo que se iban a encontrar en cuanto comenzara el show de Kadavar. La muchedumbre seguía moribunda y atónita, posiblemente ya no esté acostumbrada a ver un público tan pasivo y menos ante una banda del calibre de Kadavar. Solamente tras los bises  comenzarían a agitar sus cabezas, a mover sus cuerpos y a gritar  cada vez que los tres gigantescos alemanes hacían sonar sus instrumentos.

22195596_1511634135570255_6033738517303730119_nNo recuerdo en los últimos años asistir a un derroche de fuerza como el vivido ante Kadavar. Lupus Lindemann no para de moverse mientras nos aniquila con su guitarra y voz, Tiger a la batería te deja nin palabras desde el minuto cero, es una fuerza descomunal, aún no comprendo como las pieles de esas cajas se mantienen vivas, y el nuevo bajista Simon “Dragon” por momentos te descoloca, no sabes si está allí para disfrutar o en cualquier momento tendrá una fase de ira descontrolada y comenzará a aporrearte la cabeza con su bajo, es un verdadero bestia en todos los sentidos.

Living in Your Head,  Liquid Dream, Doomsday Machine,  Into The Night Eye of the Storm,  Broken Wings , por supuesto Black Sun, Black Snake…. Bueno y así  aproximadamente dos horas de verdadero rock progresivo y psicodélico, con el cual por momentos llegas a creer que has retornado a las década de los ’70. Poco más puedo añadir sobre esta magnífica noche en la cual una se ha enamorado de dos grupos alemanes a los que desea poder volver a ver en breves, sobre alguna de nuestras  salas o festivales  preferidos. Antes de terminar dar las gracias a Paco, porque si no fuera por él no tendría medios de bajar hasta Porto, y por supuesto a la organización del concierto por facilitarme en todo momento mi trabajo. Volveremos.

Angela Martinez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s