The Steepwater Band recuerdos de Sevilla 11. 03. 2014 (GravelRoad76)


The Steepwater Band recuerdos de Sevilla

11.03.2014 cuatro gallegos perdidos por la Sala Custom de Sevilla. Eran algo más de las 21:00 cuando nos encontrábamos frente a la sala tomándonos unas cervezas en los puestos ambulantes junto a Raimundo Amador… en ese momento supusimos que el concierto no sería todo lo puntual que tendría que ser.

Cuando decidimos entrar en la sala nos dimos cuenta de que no estábamos en un pequeño club,si nó que esto era algo más grande (aforo aprox.de unas mil personas). Pero de todos modos a pesar de sus dimensiones la Sala Custom se hace acogedora, posiblemente al ser completamente negra el espacio se haga más reducido. Por cierto, el sonido es fantástico y me alegró ver que no pecan en exceso del uso de luces de colores.

Khalif Wailing Walter y Raimundo Amador ya estaban sobre el escenario cuando entramos. Khalif es un bluesman de Chicago y junto a Raimundo nos deleitaron con un concierto intimista  y lleno de matices , el cual partió de la sutileza para terminar desgarrando temas más bailables y llenos de alma.
Tener a estas dos guitarras frente a frente fue una gran experiencia . Como bien dijo el presentador justo antes de salir la Steepwater, “Esto fue la calma previa a la tormenta“. Él mismo presentador advirtió a los asistentes de que  a continuación disfrutaríamos de un concierto muy largo.

ÚLTIMO TEMA DE KHALIF WALTER Y RAIMUNDO AMADOR

Al término de sus palabras, podemos observar como Jeff y sus secuaces saltan al stage. En ese momento nuestros corazones palpitaron aceleradamente, posiblemente porque uno de nuestros objetivos tras casi 1000km, era verlos una vez más tocando sobre un escenario.

Podría extenderme en palabrerías, contaros las experiencias vividas. Pero en esta ocasión prefiero guardarme gran parte de esa noche para nuestro propio recuerdo.

Aproximadamente unas 400 personas, se encontraban en la sala cuando los cuatro chicos de Chicago comenzaron a deleitarnos con su música. Era el concierto despedida de la gira española y ellos tenían muy claro que esta noche romperían todas las reglas establecidas. Un sonido contundente y limpio, nos hacía vibrar por dentro , mientras recordábamos la loca noche vivida en Cangas Rock City apenas una semana antes.

Tras grabar un par de vídeos, cerveza en mano nos dirigimos a primera fila. Porque era una noche para disfrutar sin pensar en fotos ni en nada… Y así lo hicimos, disfrutamos agarrados a la valla que nos separa del escenario (cual Azkena).

La banda comenzó el show recibiéndonos en su cocina : “Come On In My Kitchen” entrelazándola con “Road Block” alargando los dos temas cual si fuera una jam de despedida nada más iniciar el concierto. Este inicio presagiaba un show totalmente distinto a los del resto de la gira. Un  repertorio dominado por un sonido más blues y sobre todo  largas jams, recordando por momento a los mismísimos Allman Brothers.

Estábamos viviendo un  concierto lleno de pasión y donde no tuvieron sitio temas más comerciales como “World Keeps Moving On”. Demostrando que la banda tiene un amplio setlist para adaptarse a cada noche, sin dejar de ser únicos y terminar apasionando a todo aquel que se deja caer por su concierto. Porque si algo hubo al finalizar el evento de esa noche, fueron caras de felicidad y palabras de agradecimiento a la banda. El término mas escuchado era “Apoteósico”.

Vítores, aplausos, oés… gritos descontrolados… Cuando la banda tomaba un respiro tras largas jams, el público no paraba de aplaudir y demostrarles nuestro agradecimiento por su música y su esfuerzo en hacernos felices.

Para cerrar el concierto, la banda nos deleitó con una tormenta de más de 20 minutos, durante los cuales nuestras cabezas y nuestros cuerpos no dejaron de moverse. Era el momento de “High & Humble” y “Boom Boom”. Un final perfecto para una noche estrellada en la majestuosa ciudad de Sevilla. Una noche donde la banda de Chicago demostraron una vez más el acierto de incorporar en sus filas a un genio de la seis cuerdas como es Eric Saylors.

Tras las dos últimas canciones,  desaparecieron entre bambalinas. Pero escasos minutos después, para nuestro asombro, surgen de entre ellas seis músicos… Aunque muchos nos imaginábamos que aquello podría suceder, nadie se lo creyó realmente hasta que todos ellos se aproximaron al borde del escenario y comenzaron a tocar sus instrumentos.

En cuanto la Steepwater Band comienzan a tocar junto a Raimundo Amador y Khalif Walter, nuestra mirada quedó perdida. Era el broche perfecto para la que sería una de las noches más fascinantes de nuestras vidas.

Cuando decidimos hacer ese largo viaje para despedirnos de los chicos de Chicago, jamás imaginaríamos que viviríamos un momento tan especial. Vivir en directo esa jam  de dos  temas míticos como “Crossroads”“Key to the Highway” fue algo que jamás olvidaremos, que por mucho que uno intente explicar siempre quedará corto en palabras.

Una noche como la vivida en Sevilla, será difícil que se vuelva a repetir. Nosotros estábamos allí, junto a ellos y disfrutamos de momentos tan mágicos que solamente recordarlos nos ponen los pelos de punta…

WITH A SMILE IN OUR FACES…

ASÍ COMENZÓ EL SHOW DE STEEPWATER BAND EN SEVILLA

Gracias a cada uno de los que hacen posible que sucedan estas cosas. Gracias de corazón a Tod, Jeff, Joseph y Eric por el cariño que nos han dado, por esas conversaciones y esos momentos inolvidables. Y gracias especiales a Ángela , Alba y la futura Noa, por  aguantarme y al mismo tiempo disfrutar con migo de esta experiencia inolvidable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s