imagen The Steepwater Band en Kafe Antzokia (GravelRoad76)


The Steepwater Band Kafe Antzokia 27 febrero 2014 by Rafa Robledo

A continuación os traemos algo muy especial… nada más y nada menos que lo vivido en Kafe Antzokia de Bilbao con la banda de Chicago The Steepwater Band… Para Jeff Massey el Antzokia es uno de los tres mejores lugares para tocar en directo, y como podrás leer a continuación creo que ha disfrutado sobre el escenario de ese maravilloso lugar.

Rafa Robledo nos trae su visión de lo vivido en tierras vascas. La gira continúa y esto lo hacemos para motivaros a seguir a esta magnífica banda a donde ellos vayan. Porque para nosotros es una de las mejores giras del año.

1743459_622686844464993_83770434_n

The Steepwater Band
Kafe Antzokia 27 febrero 2014 

1941498_583882575035684_1744671357_o

Lo veníamos comentando unas cuantas veces. Veníamos anunciando la posibilidad que varios fans se quedaran en la puerta. Creíamos a pies juntillas que la ocasión merecía la pena, que la gira que están realizando estaba llamada a ser una de esas oportunidades que no puedes perder. Se comentaba en diferentes foros, ya fuesen virtuales o no, pero nos volvimos a equivocar, y la sorpresa fue mayúscula cuando entramos en una sala desangelada. Apenas una docena de personas a falta de veinte minutos, por lo que, o viene una masa importante a bloque, o será tristemente otra cita en familia. Poco a poco parece que la cosa se va animando y comienza a llenarse hasta alcanzar diría que una media entrada. Una pena, porque los chicos confirmaron nuestras expectativas y volvieron a hipnotizar (y van unas cuantas ya) al personal reunido. Tensión. Nervios. Expectación. Las mismas palabras de siempre, que alguien dirá. Tópicos. Parecidos argumentos que utilizamos a la hora de evaluar lo acontecido, pensarán otros. Son simplemente sensaciones que nos produce el rugido de una guitarra, la caricia de un envolvente bajo, la calidez de una cadenciosa batería, o simplemente las canciones. Porque las canciones son las que en definitiva te llevan a amar la música, el ardor del rock’n’roll o la sensualidad del blues, las que te obligan a despegar los pies del suelo, esas que te emocionan y que consiguen dibujar una sonrisa en tu cara o en tu corazón. Las canciones de The Steepwater Band, sensuales y rocosas, frescas y calientes. Homogéneas.

1982601_583856245038317_1003634517_o

Un cuarteto que se comporta como una vieja locomotora a toda velocidad, que imprime la velocidad necesaria cuando lo requiere, o que sabe administrar los tiempos como a la hora de salida. En el horario establecido parten sinuosos pero seguros con “Fire Away”, al que le sigue perfectamente “All The Way To Nowhere”, dibujando de esta manera como será el viaje. Cuando hay que echar más carbón, ahí está Eric Saylors, aportando mayor profundidad y equilibrio a una tripulación que, si antes de su ingreso ya era consistente, ahora es simplemente noqueadora, y por momentos parece que lleven toda la vida juntos. La sincronización es total, el feeling permanece, las miradas hablan por sí solas, los guiños entre Massey, Winters y Bowers siguen siendo el vocabulario que utilizan en el escenario y los años de furgoneta dejan el poso necesario para que la fluya la magia, para continuar por el camino emprendido hace muchos años con la esperanza de algún día conseguir la exquisitez. Una voz que ha ganado enteros, rotundidad en la base rítmica, solidez en las seis cuerdas. Diálogos que antes por motivos obvios no existían, largos desarrollos, concisos pero justificados, vigorosos y sensuales. La sensualidad que utiliza el señor Saylors cuando se sienta para acariciar el lap steel o cuando ataca ferozmente el wah-wah, porque su entrada no sólo ha conseguido liberar de responsabilidades a Massey, sino que ha permitido aprovechar su gran talento, impartiendo, como dijimos hace poco, un master en cada actuación.

1932720_583879975035944_1087301953_o

Pasión. Esa es la palabra. Resultado de la suma de elegancia y emoción, la conclusión a la que llegas tras sentir que tu corazón estalla como en un fuerte “Boom Boom” de John Lee Hooker, momento de éxtasis colectiva. Aplausos, aplausos y más aplausos, tras los que el trayecto hace una leve parada para reiniciar con la estremecedora versión de “Cortez The Killer” del viejo Young, sostenida bajo el ritmo profundo de las cuatro cuerdas de Tod Bowers, con una marea de cabezas que se mueven al ritmo que impone el sonriente Joe Winters, de voces que claman al cielo. Dos Les Paul vuelven a rivalizar. Chillan. Lloran. Imploran al cielo.

1622577_583888325035109_1960260159_o

Dos excitantes horas junto a una de las bandas que copan los puestos nobles, de una banda que nació bajo el amparo del blues y que ha sabido administrar a lo largo de estos años añadiendo gotas de bourbon, notas de honky tonk, botas de cowboy, boggie, y feroces slides. Soplan vientos del norte. Llegan aires del sur. Una máquina perfectamente engrasada. The Steepwater Band.

Rafa Robledo

1782084_583885795035362_2095237141_n

Y si no te llega con un texto, fotos y mil explicaciones del por qué tienes que ir a verlos… aquí os dejamos un vídeo de esa noche en el Antzokia.

“CORTEZ THE KILER” (NEIL YOUNG ) BY STEEPWATER BAND

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.629299597137051.1073741867.196515590415456&type=1

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s